Antología La Palabra Provocada (Perú): Roberto Guillermo Medina Sánchez

3

Roberto Guillermo Medina Sánchez

Nació en la ciudad de Chancay el 02 de febrero de 1986. Es Licenciado en Educación del nivel secundario con maestría en docencia superior e investigación universitaria por la

Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión de Huacho.

Actualmente es miembro y secretario general de la Sociedad de Poetas y Narradores de la

Región Lima provincias. Es miembro del Foro de oradores del Perú-Manuel González Prada. El año 2013 participó en el Primer concurso Regional de Poesía y Cuento “Héctor Rosas Padilla “convocado por la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima provincias, quedándose con uno de los diplomas de mención honrosa del certamen con su poema: “El ave cansada”.

Sus poemas y cuentos vienen siendo publicados paulatinamente en el blog internacional del poeta y promotor cultural huachano Julio Solórzano Murga

denominado el padre de la literatura regional.

Su producción literaria viene siendo publicada en las siguientes antologías:

  • I Selección Internacional de Poesía y Cuento breve del XV Encuentro Internacional de

Escritores y Poetas “JUANITA HERRERA SALEME”-Argentina 2019.

  • Antología poética huachana editada por la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región

Lima provincias titulada “POETAS & POESÍAS –Luz de Vida Ediciones (2019).

  • Antología Poética “Jardín de Flores” de Ediciones Café Literario-Lima.
  • Antología de Cuentos “Andando en Cuentos” de Vicio Perpetuo Ediciones –Perú (2019).

Como promotor Cultural ha organizado el IV Encuentro Internacional de Poetas y Escritores 2019 “Julio Teófilo Solórzano Murga “-Huacho. El Primer Congreso Latinoamericano de Oratoria –CONLATORIA 2019-Huacho.

Actualmente labora en la I.E.P:” Divino Corazón de Jesús”-Huacho, Perú como docente de la asignatura de Literatura nivel secundario.

Poemas antologados:

EL AVE CANSADA

Observo como un ave solitaria la ciudad,
con desconcierto,
y como un ave en la calle
desierta de árboles,
busco verde lecho donde reposar
de mi cansancio;
sólo hallo empolvadas veredas
y peligrosas pistas,
donde la muerte en segundos
es certera.
Después de mí azorado vuelo
en busca de un nidal;
la laxitud me anegará
y me detendré sobre la podrida rama
de un viejo sauce muerto,
desde donde contemplaré,
por última vez y sin saberlo,
el ensangrentado atardecer
y a las fraternales bandadas de pájaros
emigrando a otro hogar.

Mozuelos crueles me acechan,
con hondas y piedras mortales
negarme quieren la libertad.
Fatalmente, soy herido
con una pérfida pedrada
que me destroza el corazón;
al final, termino a la orilla
de la pista,
frio, rígido como un ser inerte,
por tanto cansancio,
por tanto egoísmo,
los carros me arrollan
y de mí, no quedan más
que retazos muertos;
y al lado en ardiente fuego
se quema el cadáver
de un viejo árbol muerto
de la ciudad.

(*)

 

LA EXTINCIÓN DEL PANTANO

A la laguna el Paraíso y a los humedales de Santa Rosa

En lontananza, observo,
en los pantanos,
los cadáveres yertos
de las aves errantes,
que flotan como hojas secas
en sus oscuras aguas,
donde nada la muerte.
Llegaron de otras regiones
tras arduo vuelo;
sortearon el viento adverso
y se entregaron al viento amigo
que los impulsó
hacia su nuevo hogar;
contuvieron el hambre
como los camellos;
otearon como atalayas
las costas de su esperanza,
ávidos de descanso
las bandadas descendieron
al mustio pantano;
pero, no encontraron en su habitad
el ansiado sustento;
el hambre les mordía las entrañas,
el vigor huyó de sus miembros laxos
como el aliento de los cuerpos;
uno tras otro,
se fueron muriendo,
el lago risueño de ayer,
hoy está muerto, sombrío y solitario;
la algarabía de las aves salvajes
se tornó en sepulcral silencio;
yace lúgubre,
el pantano sin vida,
lamentablemente no hallaron
allí la vida.

No comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *